Destacan el impacto que tienen las buenas prácticas en el medio ambiente

taller secresEn el Taller de Buenas Prácticas y Sustentabilidad en Oficinas uno de los aspectos que más llamó la atención fue el sistema de tratamientos de aguas que existe en el Campus Isla Teja de la UACh.
Con la participación de personal administrativo de diversas unidades de los campus Miraflores e Isla Teja, profesionales de la Unidad de Gestión Ambiental realizaron el “Taller de Buenas Prácticas y Sustentabilidad en Oficinas”, en el marco del Acuerdo de Producción Limpia Campus Sustentable.
Esta actividad apunta a introducir a los asistentes en el concepto de sustentabilidad al cual adhiere nuestra institución y como éste se transforma en acciones concretas que permiten incorporarlo en las actividades cotidianas en oficinas y procesos administrativos en general.
En ese contexto, Gabriel Ortega, profesional de la Unidad de Gestión Ambiental, señaló, “una de las cosas que más destacamos en estos talleres es que las buenas decisiones que tomamos a diario, por pequeñas que nos parezcan, tienen un impacto grande si pensamos en que somos una comunidad de 16.000 personas. Además nuestras buenas acciones se traducen en menor presión por el uso de recursos naturales o mayor calidad de vida para otros y para nosotros mismos”.
Para graficar este planteamiento dijo, “un ejemplo muy claro de la suma de impactos positivos de cada una de nuestras acciones lo podemos observar en el reciclaje: 39.000 kilos de papel y cartón que se recolectaron en el 2015 equivalen aproximadamente al ahorro de 600 árboles. Esto es 600 árboles que no fueron procesados en la industria papelera y no se emitieron gases de efecto invernadero producto de su transporte. En definitiva, le decimos a la industria, no, esos 600 los supliremos con reciclaje del papel que ya existe.”
Entre los asistentes, Verónica Fredes, secretaria de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales opinó, “todo me interesa y lo he puesto en práctica hace tiempo, tanto en la oficina, como en mi casa y transmitiéndolo en mi entorno y a mis hijos”. Al respecto contó que recicla papel y fabrica ladrillos ecológicos en base a botellas de plástico rellenas con residuos plásticos.
Del taller Verónica destacó, “del tratamiento del agua no tenía información y eso me parece muy interesante y me doy cuenta que la universidad a través de la unidad de Gestión Ambiental, hace un tremendo aporte a la comunidad y al entorno”.
Cabe señalar que en el Campus Isla Teja las aguas residuales que se generan reciben tratamiento primario de características anaeróbicas y desinfección mediante cloración. Después de ese proceso son evacuadas a través de tres emisarios: dos de éstos descargan hacia el río Cau-Cau y el restante, hacia el río Calle-Calle, monitoreándose permanentemente la calidad del efluente.
Rebeca Escobar, secretaria del Instituto de Obstetricia y Ginecología que se desempeña en el Hospital Base de Valdivia, comentó, “fue una jornada de retroalimentación, vine a reafirmar las conductas que ya he tomado hace mucho tiempo por otras necesidades. En la Unidad se imprime por ambas caras, se ha optado por la comunicación interna digital, formato PDF escaneado y uso del correo electrónico. En el uso de la energía ocupamos zapatillas eléctricas con interruptor. Me voy con la tarea de organizar a las unidades para pedir las cajas de reciclaje de papel y me gustaría visitar las instalaciones de la Unidad de Manejo Integral de Residuos”.

Publicado en Noticias Etiquetado con: