Funcionarios se capacitaron en rescate de personas desde ascensores

 

La capacitación contempló la revisión de los procedimientos y un ejercicio demostrativo de rescate, en el ascensor del edificio de Biblioteca.

Durante julio se realizó la capacitación “Rescate de pasajeros en ascensores convencionales” en la que participaron 24 funcionarios de diferentes unidades que trabajan en el edificio de Biblioteca Central del Campus Isla Teja. En la oportunidad conocieron el procedimiento de rescate desde el ascensor que opera en ese recinto que transporta personas y carga, con una capacidad máxima de 400 kilos.

El objetivo de la actividad, organizada en conjunto por el Comité Paritario del Campus Isla Teja y el Departamento de Prevención de Riesgos, buscaba generar procedimientos de rescate seguro para personas que se encuentren atrapadas en un ascensor, cuando ocurren cortes de energía eléctrica o fallas mecánicas.

La iniciativa nació como respuesta a una modificación legal que tuvo la normativa asociada al uso de estos equipos, según lo informó el Jefe de Emergencia del Edificio de Biblioteca Central y miembro del Comité Paritario del Campus Isla Teja, Hernán Medina, quien coordinó la actividad.

En la ocasión Mario Monroy, Jefe del Departamento de Prevención de Riesgos expuso los riesgos que implica accionar un sistema como éste, especialmente ante situaciones de emergencia. Asimismo, recalcó la importancia de llamar a la Central de Vigilancia al 63-2 221222 (anexo 1222) como primer paso al constatar que una persona ha quedado atrapada en un ascensor, de tal forma de activar los protocolos y procedimientos.

La relatoría asociada al funcionamiento del ascensor y los procedimientos para actuar en estos casos, en conformidad con las exigencias de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, la dictó Ulises Manque, supervisor de obras eléctricas del Depto. de Servicios Generales, Dirección de Servicios. Entre otras recomendaciones destacó la importancia de mantener la tranquilidad, ya que el procedimiento es sencillo, dura entre 5 a 10 minutos y existe la seguridad que al interior del ascensor siempre habrá ventilación natural.

En la oportunidad los asistentes experimentaron una operación de rescate, para lo que se organizaron grupos de 5 personas guiadas por el técnico de la empresa que realiza la mantención a este equipo, quien puso énfasis en la importancia de considerar al menos 2 personas al momento del rescate: una debe estar en la “sala de máquina” y otra junto a la base del ascensor que presente la emergencia.

Cabe señalar que los ascensores de la UACh reciben mantención regularmente para operar en buenas condiciones y que en caso de quedar atrapada una persona, hay técnicos internos y externos para atender estas situaciones. No obstante, siempre es mejor prevenir riesgos, recordándose que estos equipos no pueden utilizarse en caso de sismo, incendio o emanaciones de humo.