Campaña que alerta sobre los riesgos de botar artefactos electrónicos, invita a repararlos o reciclarlos

Al botar chatarra electrónica se liberan toneladas de sustancias peligrosas que dañan la salud de seres vivos y el medio ambiente. Esta campaña destaca la importancia de prolongar la vida útil de los aparatos electrónicos.

Por sexto año consecutivo la Universidad Austral de Chile, la Seremi del Medio Ambiente y la Ilustre Municipalidad de Valdivia se unen para impulsar “R-Conéctate”, campaña que convoca a la comunidad valdiviana a reunir sus artefactos eléctricos y electrónicos en desuso o mal estado para derivarlos a reciclaje.
Esta campaña pretende ir formando conciencia en la ciudadanía sobre la importancia de no botar estos residuos junto con la basura domiciliaria. El cierre está programado para viernes 19 y sábado 20 de octubre, días en los que se recibe la chatarra electrónica en el Centro de Ferias del Parque Saval.
En manejo de residuos, el reducirlos siempre se considera como la mejor práctica. Con ese fin, una forma de minimizar la cantidad de aparatos electrónicos en mal estado que llegan al vertedero es la de prolongar su vida útil reparándolos. Al respecto, María Ema Hermosilla, Jefa de la Unidad de Gestión Ambiental explicó, “muchas veces desechamos electrodomésticos o equipos por no saber cómo hacer reparaciones menores y con esta práctica no sólo se gasta más, sino también aumenta innecesariamente la basura tecnológica”.

Para contribuir a rescatar y promover la reparación de artefactos como una buena práctica, la campaña 2018 apuntará en esa dirección, a través de talleres que enseñen a evaluar los daños o desperfectos y proceder a las reparaciones pertinentes.
La implementación de esta iniciativa se concretará en paralelo a la recepción de los artefactos y se presentará como “Repair Café”, es decir un lugar de libre acceso donde además de herramientas, un grupo de voluntarios con conocimientos y habilidades para reparar artefactos electrónicos, estará disponible para guiar las reparaciones. Para tal efecto colaborarán profesionales del Laboratorio LeufüLab, taller La Cisne Negro y estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la UACh.
Es importante recalcar que estos residuos tienen componentes altamente tóxicos, que si son desechados como basura común y llegan a los vertederos causan mucha contaminación. En los equipos electrónicos cerca del 50% de los residuos son hierro y acero, seguido por un 21% de plásticos. También contienen vidrio, tarjetas de circuito impreso, cerámica y caucho, entre otros materiales, además de químicos y metales líquidos que representan un riesgo mayor. Es el caso del plomo, el mercurio, el cadmio y el arsénico.

Es por eso que cada año, se realizan esfuerzos para ofrecer este espacio donde cualquier persona pueda llevar sus artefactos en mal estado y tener la seguridad que se destinarán a reciclaje. Es lo que ocurre cuando termina la campaña y el cargamento que se reúne se traslada a Chile Recicla, empresa que cuenta con centros para reciclar este tipo de residuos en la Región del Bío Bío.
Y la variedad de artículos que se reciben es bastante amplia. Considera computadores, pantallas, notebook, impresoras, equipos de video y música, celulares, electrodomésticos pequeños y accesorios como cargadores, mouses y teclados, entre otros.

Por los costos que implica el traslado del cargamento, es importante tener presente que los artefactos grandes ocupan mucho espacio, priorizándose una mayor cantidad de artículos de menor tamaño. En consecuencia, no se reciben refrigeradores, lavadoras, secadoras, ni otros aparatos de volumen grande.
Cabe señalar que R-Conéctate es la suma de esfuerzos de varias instituciones que apoyan esta cruzada. Entre éstas destacan la Asociación de Municipios para la Gestión de Residuos de la Región de Los Ríos y el Ejército de Chile.

Publicado en Noticias Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*