Rector anunció para el 2021 creación del Programa Espíritu Sustentable

En el acto se reconoció a equipos de laboratorios, salas de clases y oficinas por destacar en la implementación de prácticas sustentables.

En la ocasión se entregó al Rector el certificado que convierte a nuestra institución en la primera universidad chilena en certificar la versión 2018 de la Norma ISO 50001:2018.

Hoy al medio día se realizó la ceremonia de entrega de reconocimientos a las unidades ganadoras del «Concurso de Buenas Prácticas Sustentables 2019». Posteriormente se hizo entrega del Certificado del Sistema de Gestión Energética ISO 50001:2018, que la Casa Certificadora AENOR España otorgó a la UACh. 

La ceremonia realizada en el marco del 66° Aniversario de la UACh, comenzó con la intervención de Alejandro Ovando, Director de Servicios y Coordinador del Comité de Sustentabilidad, quien resaltó la trayectoria de la universidad en materia de sustentabilidad con hitos tan relevantes como la firma del Acuerdo de Producción Limpia Campus Sustentable a fines del 2013 y la participación destacada en rankigs internacionales.

En la ocasión el Rector de la UACh, Dr. Óscar Galindo destacó la importancia de iniciativas que contribuyan a generar cambios más allá de las acciones puntuales que reducen impactos en el medio ambiente. Al respecto indicó, “se requiere un cambio cultural, en los hábitos de las personas, que permitan avanzar en la promoción de buenas prácticas sustentables”.

En ese contexto anunció, “con el propósito de avanzar en esa dirección, a partir del año 2021 esperamos convertir este concurso de buenas prácticas en un programa que probablemente va a llevar el nombre de Espíritu Sustentable”.  Agregó que estará bajo la coordinación de la Secretaría Ejecutiva del Comité de Sustentabilidad, cuya responsable es Mónica Alacid”.

Ganadores

Durante el acto, se reconoció a los ganadores del citado concurso. En la Categoría Laboratorios y Talleres el primer lugar lo obtuvo el Laboratorio de Anatomía Humana, —instituto del mismo nombre— Facultad de Medicina. La Prof. Mg. Patricia Hernández Coliñir, Encargada del Laboratorio de Anatomía Humana se refirió a los importantes avances que han realizado en los últimos años con el apoyo de su Facultad y de Dirección de Servicios, logrando la implementación de procedimientos y protocolos bajo la Norma Chilena ISO 17025.

Particular importancia tiene el manejo de formaldehído, sustancia cancerígena que desde hace mucho tiempo se maneja con técnicas muy rigurosas en Europa para bajar sus concentraciones. “Actualmente debemos ser uno de los mejores laboratorios de anatomía humana en esta materia ya que comenzamos a trabajar con metodologías para bajar las concentraciones mucho antes de que la normativa chilena lo exigiera, por la seguridad de nuestros funcionarios y estudiantes”. También resaltó el trabajo liderado por su colega Ana Barriga en cuanto a eliminar la impresión de las pruebas en papel privilegiando los sistemas digitales.

Compartió el primer lugar en esta categoría el Laboratorio de Análisis de Agua (LimnooLab) del Instituto de Ciencias Marinas y Limnológicas, Facultad de Ciencias, UACh. Junto con agradecer a su equipo por el trabajo que realizan el Dr. Stefan Woelfl, habló de un antes y un después marcado por un incendio que se registró en ese laboratorio el 2007. “Significó pérdidas económicas importantes, pero con el nuevo laboratorio implementamos mejores métodos. Nos preocupamos de reducir el uso de reactivos, cambiar aquellos métodos analíticos que representaban riesgos para la salud, no consumir papel –nada de papel–. Tenemos muchas mejoras y esperamos continuar porque las exigencias son cada vez mayores y también para avanzar en beneficio de estudios científicos y de la docencia de pre y post grado”, indicó.

En la Categoría Oficinas y Salas de Clases, obtuvo el primer lugar la Oficina de Gestión de Proyectos Institucionales, Vicerrectoría Académica. La Dra. Mónica Pradenas, Jefa de la OGPI, dijo que cumplir con los requerimientos del concurso no demandó mayores esfuerzos a los funcionarios de su equipo, ya que en la práctica lo que se ha dado es transferir a la oficina lo que habitualmente hacen en sus hogares en relación al consumo de agua, energía y/o residuos. 

No obstante, contó una anécdota que demuestra como esa unidad ve su relación con el entorno natural, al describir la preocupación que tienen por una pareja de treiles o queltehues que al inicio de cada primavera llegan a nidificar frente a sus ventanas, en un sector cercano al estacionamiento del Jardín Botánico. Cuando eso ocurre, para evitar que quienes circulan por ese sector entorpezcan la vida de estas aves, levantan un cerco y velan por la pareja y sus polluelos. 

Mejores Técnicas Disponibles (MTD)

Bajo la coordinación de la Unidad de Gestión Ambiental el Concurso de las MTD o Mejores Técnicas Disponibles se realiza desde el año 2015. Consiste en demostrar el interés y motivación que existe en los equipos de trabajo por minimizar los impactos que las diversas actividades generan en el medio ambiente, así como los riesgos presentes, considerando como parámetro las Guías de Mejores Técnicas Disponibles (MTD), equivalentes a buenas prácticas en sustentabilidad.

Las Guías MTD son un conjunto de técnicas reconocidas como más eficaces, que aplicadas a procesos permiten aumentar el nivel de protección personal y medioambiental. Es por ello que desde imprimir por ambas caras una hoja para reducir el uso del papel en una oficina, hasta cambiar un solvente por otro, para reducir peligrosidad en un laboratorio, son mejores prácticas que por ser aplicables en condiciones económicas y técnicas viables, se consideran Mejores Técnicas Disponibles.

Menciones honrosas

En la categoría Talleres, fue distinguido el Taller de Electricidad del Departamento de Servicios Generales, Dirección de Servicios. Mientras que en la categoría Oficinas y Salas de Clases se reconoció las buenas prácticas del Centro de Educación Contínua, de la Facultad de Filosofía y Humanidades.

Primera universidad chilena en certificar ISO 50001:2018

En marzo del presente año la UACh recibió de la Casa Certificadora AENOR, de Madrid España, el certificado que acredita cumplimiento en la implementación del Sistema de Gestión Energética (SGE) bajo los estándares internacionales de la Norma ISO 5001:2018. Debido a la pandemia durante estos meses se postergó la entrega oficial de este documento que convierte a la institución en la primera universidad chilena en certificar la versión 2018 de la citada norma.

Pablo Ojeda, Jefe de Servicios Generales, Líder del Sistema de Gestión Energética intervino para recordar que con el SGE la UACh busca mejorar su desempeño energético en los Campus Isla Teja y Miraflores y reducir impactos en el medio ambiente. Después de referirse a los hitos de este proceso, dio paso al Rector. Junto con mostrar el Certificado, el Dr. Galindo manifestó “esto demuestra que nuestra universidad no sólo implementa prácticas, sino que también la somete a evaluación de actores externos que nos permite verificar que nuestras prácticas son las correctas. Tener esa mirada de autocrítica es clave para avanzar”.

Publicado en Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*